A VECES CICLÓN. Debut homónimo

Canciones breves y contenidas, algo lentas, introvertidas y casi hasta susurrantes.

a-veces-ciclón-art-LVÚUno de los últimos fichajes del sello Acuarela es A veces ciclón, un trío integrado por Óscar Vilariño (guitarra y voz; miembro también de Musel, Mullet y ex Triángulo de Amor Bizarro), Marcos Junquera (batería; también en Betunizer, Estrategia Lo Capto y La Orquesta del Caballo Ganador) y Xavi Muñoz (bajo y teclado; ex Litius), un proyecto repartido entre Galicia, Valencia y Castellò.

Influenciados por bandas como La JR, Viva las Vegas, Mus, el primer Sr. Chinarro (todos éstos vinculados a Acuarela) e incluso Los Planetas, A veces ciclón practican unas canciones breves y contenidas, algo lentas, introvertidas y casi hasta susurrantes, música que podríamos etiquetar como slowcore. Creo que no se puede hablar de clímax reconocibles ni las canciones llegan nunca a estallar del todo, y cuando A veces ciclón pisa el acelerador apenas suben tímidamente la aguja de su velocímetro.

Su debut consta de siete temas que suman veinte minutos. Destacan “Mi mejor” (de la que Wences Lamas ha realizado un vídeo), con esa tenue distorsión por debajo; “Primavera”, la más dinámica del set (¿bailable incluso?); y “Xalundes”, un poco más brusca que las demás, sin pasarse pero lo suficiente como para percibir que los A veces ciclón también tienen sangre en las venas.

Conjugan los instrumentos de manera sencilla pero lo hacen con su justa gracia y corrección, aunque también resultan lineales, básicos y hasta monótonos. En A veces ciclón (nombre exagerado ya que de ciclones no tienen ni el a veces) todo parece estar en segundo plano. Algunos temas como “Siesta”, pese a ese bajo distorsionado que logra proporcionar algo de cuerpo, producen cierta sensación desangelada, como si a los ejecutantes les faltara convicción, como opacados por un manto de pereza y hasta desanimo.

Al final, “Lonxe” es más introspectiva si cabe debido a un desarrollo pausado y progresivo que, más que conducirnos a una emocionante culminación, arrulla, claro ejemplo de lo que les cuesta poner en marcha un tema, aunque muy probablemente tampoco sea eso lo que busquen.

A veces ciclón (2013, Acuarela) es un debut que se deja oír, de duración adecuada, agradable como solitaria compañía para una escucha tirando a pasiva. Sin embargo, definitivamente no me parecen sobresalientes. Las ilustraciones a cargo de Clara-Iris me gustan, me recuerdan al Día de Muertos mexicano, pero quizá sean demasiado coloridas para la música que el CD alberga.


Artículo publicado originalmente en Fac magazine.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio