CATAPLÀUSIA. Debut homónimo

Una de las revelaciones estatales del momento.

cataplausia--debut-LVÚAunque al año le quedan varios meses, creo que ya podemos afirmar que el debut homónimo de Cataplàusia (Repetidor disc, 2013) es una de las revelaciones estatales del momento. Josep “Pasto” Martí, el número uno en este proyecto, se desmarca no sólo de todo lo que venía haciendo (entre tantas otras aventuras, ha sido bajista en diversas bandas de rhythm & blues e integrante de Sonio), sino de prácticamente toda la actual escena española (en general) y catalana (en particular).

Heterodoxo pero a la vez reivindicativo, en este debut “Pasto” Martí se nos muestra como un aventajado alumno del rock laietà, una corriente practicada en la Cataluña de los años setenta con personajes representativos como Jaume Sisa y Pau Riba, quienes fusionaban rock, jazz, folk, funk, progresivo, psicodelia y ritmos mediterráneos, al margen del resto del rock catalán de entonces.

Josep se apropia magistralmente de este autóctono legado, al que le imprime de manera natural e inevitable un sello personal que enriquece los resultados obtenidos, revirtiendo esta herencia y refrescándola. Si esto no fuera suficiente, su sólo dominio al bajo (en directo es todo un espectáculo, no perdáis la ocasión de comprobarlo) ya le basta y le sobra para encandilar a la mayoría de las propuestas de la temporada. En este álbum además registró guitarras, harmónica, minimoog, harmonium, voz, produjo y acertó en la elección de músicos que le acompañaron en el proceso.

Grabado y mezclado por Oriol Farran i Lloses en Lazy Studios en el municipio de Igualada, y con un colorido, divertido y chocarrero diseño gráfico de Nomdenoia, el disco se abre con un inquietante extracto de la película The Warriors (Walter Hill, 1979), donde una voz altisonante y burlona repite la frase: Warriors, come out to play. Enseguida arranca a todo galope la melodía, “Veniu!” es una llamada a la acción y un grito de guerra donde Josep Martí demuestra ya desde este tema instrumental un privilegiado alarde técnico, compositivo e interpretativo.

“Xiu-Xiu Xiu” es un redoble salto mortal en la misma línea que la anterior. Los estimulantes e inteligentes cambios de ritmo son una de las tantas características distintivas del estilo de “Pasto” Martí. El saxofón que Albert Cirera (miembro de Duot y del Free Art Ensemble) se marca en esta canción se escurre en los oídos como arena en las manos. “La descarada” es una acalorada discusión entre una hija y una madre que, según el propio autor, se basa en una experiencia personal con su progenitora, acentuando con esto un ligero punto de enfant terrible por su chulesca e irreverente actitud.

“M’agraden les mandarines” es rematadamente catalana por su sonido laietano y por esa mezcla bizarra y ambigua entre humor y seriedad. El uso de los teclados es sobresaliente. La más bailable del conjunto es “Quién días pasa años moverá”, alocado y salvaje tema en español donde Andreu Moreno (integrante de Dachsomnia, Despartadors Atòmics y de conjuntos de jazz) lustra su batería con unos beats que harán mover los pies de cualquiera con un poquito de sentido del ritmo. «Si insisto caerás», canta Josep antes de lanzar un grito final que no desentonaría en un álbum de heavy metal.

“El mar”, cuasi instrumental, es una destaca interpretación de la naturaleza. Si cierro los ojos ya estoy en la Costa Brava, un horizonte que tantas veces habrá visto “Pasto” Martí. La melodía se compone por pequeñas embestidas, olas que van y vienen y se rompen en la orilla. Sutil y preciso el aporte de David Faure (percusionista y artista plástico de Barcelona). “Surt del llit” va de menos a más, como quien se levanta de la cama con el pie izquierdo. Podría ser una de las más escuetas del disco si no fuese porque, sobre la mitad, el tema se transforma en una imponente apisonadora guiada por unas guitarras crudas que parecen torturar a un frenético saxofón que le da a la pieza un aire de free jazz psicodélico. Una locura.

“L’escapista” es el único tema donde Josep comparte créditos con el ausente Rober Gómez, un guitarrista que lo ha acompañado en muchos de sus episodios bluseros. El ritmo de redobles, la textura un tanto country y esas guitarras a lo rock fronterizo hacen pensar en un western donde, por supuesto, no puede faltar un solo de armónica. Es la más convencional pero no por ello menos disfrutable. Luego de una intro marciana, “No et toquis” condensa efectiva y contenidamente el sonido Cataplàusia. No por nada esta cañera y áspera canción ha sido elegida como su carta de presentación comercial. A modo de single, se publicó un vídeo dirigido en directo por Jordi Castells en el paraje de Pla de la Brossa en Capellades. Un hit (casi de masas).

Finalmente, “Bye bye amb acritud” es otro enérgico tema instrumental donde se lucen todos los implicados. Aquí Carles Viarnès (que el año pasado publicó también en Repetidor un precioso disco minimalista e impresionista, Urban Tactus) dibuja con el theremin un ente fantasmal y demoniaco que se pasea a lo largo de la pieza. Un subidón infernal que resuena incluso en el silencio que precede a todos los discos.

Aunque algunos matices no están del todo pulidos o acabados, no cabe duda que Josep “Pasto” Martí posee un talento descomunal, una claridad de ideas evidente y un dominio interpretativo admirable. Su música está manufacturada con buen gusto, sentido del humor y conocimiento de causa. El álbum es corto pero contundente (33:42) y te deja con ganas de más. Parece que me deshago en elogios pero yo me limito a describir lo que hay. Habrá que rezarle a Santa Cecilia (patrona de los músicos) para que a “Pasto” Martí no se le ocurra errar o no consumar su camino como autor de aquí en adelante. Si esto no funciona no hay que andarse con chiquitas, habrá que amenazarle con partirle la cara. Las cosas claras: este tío es un portento y no podemos permitirnos el lujo de no disfrutar de sus aptitudes en el futuro. ¡Hurra por Repetidor disc, un sello pequeño que apuesta por descomunales exponentes!


Artículo publicado originalmente en Fac magazine.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio