PEDRO ALMODÓVAR. Julieta

Pedro Almodóvar entrega su vigésimo primer largometraje, uno de sus trabajos más interesantes, más consumados, en el que se percibimos ese afán persecutorio en busca del gran drama de su carrera, sin perder del todo las dosis de comedia.
33-JULIETA-ALMODOVAR-695x463

lvú-JULIETA_CARTEL_RGB_AF_WEBSin contar con Los amantes pasajeros (2013), Pedro Almodóvar viene apuntando hacia grandes dramas de autor desde Carne trémula (1997), y concretamente desde Los abrazos rotos (2009) ha densificado la trama y la forma de contarlos al punto en que La piel que habito (2011) nos mostraba al Almodóvar más oscuramente retorcido e inquietante que habíamos conocido.

Julieta (2016) es, sin lugar a dudas, su drama más preciso, contenido y equilibrado hasta la fecha. No sé si sea su film más logrado en general, pero podría serlo, o por lo menos podría estar entre los tres que más (¿Mujeres al borde de un ataque de nervios en el número uno?). Y probablemente también sea su trabajo menos histriónico y no por ello menos almodovariano, en todo momento sabemos que estamos viendo una obra suya y de nadie más.

Sin embargo no puedo decir que sea un drama redondo ni una obra maestra, ya me gustaría, almodovariano como me considero, ya que se detectan ciertas fisuras, ciertas ambigüedades, ciertos matices sin el calado suficiente que no terminan de cerrar esta, eso sí, gran película, totalmente recomendable.

He contado ya lo peor del film, quizá como para quitármelo de encima cuanto antes. En realidad la he disfrutado, y más que eso, la he sufrido muchísimo. Y creo que, valorando el desarrollo que hemos visto en Almodóvar como autor de dramas, esto no acaba aquí, quizá con sus siguientes títulos, me atrevo a pronosticar, llegue a conseguir ese gran drama redondo que creo está buscando desde hace unos años. Cerca la bala, Pedro, cerca.

También creo que en Julieta sentimos al Almodóvar más poético hasta ahora. No se me viene a la mente una imagen más poética en toda su filmografía como esa sublime secuencia en que vemos a un ciervo correr al lado del tren en que se conocen Julieta joven (Adriana Ugarte) y Xoan (Daniel Grao), una secuencia llena de simbolismos y presagios, y de una belleza acojonante. También está esa otra secuencia que muestra un cielo y un mar tormentosos y que no puede significar otra cosa que la proximidad de la muerte.

Julieta es interpretada por dos actrices en dos épocas distintas de su vida. Y tanto Ugarte como Emma Suárez realizan un magnifico trabajo de mímesis y simbiosis con el personaje, impresiona, siempre creemos que, aunque con rostros claramente distintos, se trata de la misma mujer, al grado de que a veces las confundimos por breves instantes.

Como siempre, la lente de Almodóvar supura cercanía, cariño, amor (no sé si en esta peli pero en otras incluso fascinación) por Madrid, su Madrid (si bien el film se desarrolla en otras localizaciones: Galicia, Huesca…). Tuve la oportunidad de presenciar un día del rodaje de esta película en exteriores, concretamente en el barrio Justicia (Chueca/Alonso Martínez) y la soltura, naturalidad y dominio con que el cineasta manchego se desenvolvía por las calles era total, no parecía estar trabajando bajo ningún tipo de presión. Y eso se nota aquí y en casi todos sus films, esa franqueza y capacidad de evocación con la que nos muestra la ciudad. Ese aspecto siempre logra emocionarme muchísimo.

Puntazo su sutil y palpitante homenaje a su querida Chavela Vargas, fallecida en el 2012, primero mostrándonos una fotografía suya, y al final rompiéndonos a llorar con el tema “Si no te vas”, cerrando la historia, quizá también cerrando las cicatrices. El resto de la banda sonora la compone Alberto Iglesias y como es habitual entrega una partitura excelsa, concisa, impulsando el drama, como un buen compositor de películas debe saber hacer.

Sin perder del todo las dosis de comedia (en eso ayuda el buen hacer de Rossy de Palma y alguna intervención esporádica como la de su hermano Agustín), Pedro Almodóvar entrega su vigésimo primer largometraje, uno de sus trabajos más interesantes, más consumados, en el que se percibimos ese afán persecutorio en busca del gran drama de su carrera.

Artista inconforme, artista único.

3-JULIETA-ALMODOVAR


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio