Lo último en Anécdota

budapest-calles-LvÚ
Budapest seguía teniendo un no sé qué, además de los vagones, la arquitectura y la ropa de algunas personas, que hacía sentir que el tiempo no pasaba.
336x280ad