ALAIN RESNAIS. Amar, beber y cantar

Muy cerca de los códigos teatrales, “Amar, beber y cantar” reúne a un puñado de rostros franceses conocidos, consiguiendo un pulso por momentos brillante. El film es un canto a la vida dionisiaca. Formidable despedida de un maestro del cine europeo.
LVÚ-AMAR,_BEBER_Y_CANTAR_HD_05

LVÚ-Cartel_AMAR,_BEBER_Y_CANTARAmar, beber y cantar (Aimer, boire et chanter; 2014) es el último largometraje de Alain Resnais, destacadísimo director francés emparentado a la Nouvelle vague, autor de títulos tan imprescindibles como Noche y niebla (Nuit et brouillard; 1955), Hiroshima mon amour (1959), El año pasado en Marienbad (L’année dernière à Marienbad; 1961), entre otros.

El film se estrenó en la sexagésima cuarta edición del Festival Internacional de Cine de Berlín, tres semanas antes de que Renais falleciese el 1 de marzo del 2014 a la edad de 91 años.

Amar, beber y cantar es fundamentalmente una comedia, basada en la obra teatral Life of Riley de Alan Ayckbourn (Smoking/No Smoking de 1993 y Pasiones privadas en lugares públicos de 2006 también son adaptaciones de textos de este dramaturgo británico). El planteamiento tanto formal como estético, así como los códigos empleados, se mantienen muy cerca a los del teatro. Por momentos da la sensación de que estamos ante una representación sobre un escenario y no ante una proyección. Más si tenemos en cuenta que en la película los protagonistas están intrarepresentando una obra teatral amateur (aunque nunca les vemos hacerlo).

Por tanto, y aunque parezca tonto decirlo, esta es una película de actores/actrices. La atención y la acción se centra en ellos. Las escenificaciones (casi siempre falsos exteriores) son pocas y se reducen a los elementos justos pero en ningún momento se tiene la sensación de austeridad debido a que están realizadas con muchísimo gusto, precisión, siempre bajo la clara estética de un cosmos propio, donde los colores están astutamente combinados, reflejando el privilegiado ojo de un verdadero artista como es Resnais, los cuales indican el tono de las diferentes estaciones del año por las que pasa la historia.

El film reúne a un puñado de rostros conocidos del teatro, cine y televisión francesa, André Dussollier, Michel Vuillermoz, Hippolyte Girardot, Sandrine Kiberlain, Caroline Silhol, sin embargo brilla con luz propia Sabine Azéma, la carismática esposa de Resnais, quien con sus 65 años sigue pareciéndonos encantadora. El pulso conseguido entre todos los implicados no sólo convence, por momentos resulta brillante.

LVÚ-AMAR,_BEBER_Y_CANTAR_HD_09

Amar, beber y cantar también recibe influencias del cómic. Las ilustraciones que marcan el cambio de escenarios y los fondos de rayas negras sobre blanco que se emplean en algunos primeros planos a los rostros de los actores/actrices, generan la sensación de estar viendo viñetas. Por otro lado, el título del film se debe a la adaptación francesa del célebre vals Wein, Weib und Gesang compuesto por Johann Strauss II en 1869.

La historia está ambientada en la campiña inglesa aunque podría haber estado situada en la campiña francesa igual, y hasta hubiese resultado más natural. Ahí viven tres parejas adultas a las que les une su amistad con George (personaje que, paradójicamente y a pesar de que las acciones giran debido a él, nunca sale en la pantalla), un profesor vividor a quien le quedan pocos meses de vida. El film ofrece reflexiones sobre las relaciones de pareja, la fidelidad, las tentaciones sexuales, los límites de la amistad, el teatro, la vitalidad, la muerte…

AMAR,_BEBER_Y_CANTAR_HD_13

No deja de resultar significativo que Resnais haya tenido que culminar su notable filmografía mirando de reojo a la muerte, siempre presente a lo largo de la película, acechando de forma muda, si bien opacada por los acontecimientos cómicos, es decir, siendo vencida por la alegría.

Por encima y por debajo de todo, Amar, beber y cantar es un canto a los placeres existenciales y a la vida dionisiaca.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Un comentario

Deja un comentario

*

*

  • Víctor L. Briones
    8 septiembre 2015 at 11:09 am - Reply

    Chico, me has convencido…

  • 336x280ad

    Relacionado con

    Suscríbete al boletín de LVÚ

    Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
    * = campo obligatorio