Bel Fullana y Eugenio Merino en Louis 21

Una máscara de Guy Fawkes reconvertida en objeto de lujo y una serie de cuadros que degeneran cualquier idea preconcebida que de los cuentos infantiles pudiéramos conservar.
Eugenio-merino-v-de-verdugos-LVÚ-CABECERA

La experiencia sensorial que se puede vivir en la galería Louis 21 de Madrid (ubicada en el número uno de la calle Doctor Fourquet) empieza incluso antes de entrar en ella. En su espacio “The Window” (a modo de escaparate) nos encontramos un rostro sonriente, de cejas arqueadas, bigote tipo handlebar y perilla afilada. Se trata de la máscara de Guy Fawkes, la misma que aparece en V de Vendetta, cómic (y posterior película) escrita por Alan Moore e ilustrada por David Lloyd, cara que los miembros y simpatizantes del grupo ciberactivista Anonymous han adoptado como símbolo de identidad contestataria. Pero la máscara que aquí se aloja no es como las demás. El madrileño Eugenio Merino (autor de polémicas obras como Punching Franco o Stairway to Heaven) le ha dado un auténtico giro a esta icónica imagen. Su Guy Fawkes, bautizada como V de verdugos, está constituida por pequeñas incrustaciones de Swarovski, confiriéndole así una cualidad opulenta, contradiciendo los propios principios que en origen representa.

Ya dentro, en la única sala de la galería, blanca y desprovista de desperfectos que puedan distraer al ojo, cinco piezas de Bel Fullana (Manacor, 1985) transforman y alteran crudamente cualquier idea preconcebida, inocente, casta y pura, que de los cuentos infantiles pudiéramos conservar.

BEL-FULLANA-BLANCANIEVES-LVÚ

“Blancanieves” de Bel Fullana.

En estas obras reconocemos más o menos la fisionomía de diversos personajes que nos han acompañado toda la vida: Pato Lucas, Blancanieves, Peter Pan, los tres cerditos y el lobo feroz. Protagonistas creados o popularizados por Walt Disney y la Warner Bros que a la artista mallorquina le han servido como punto de partida en un trayecto que, a base de técnicas mixtas, fue descontextualizando perversamente, o mejor dicho: degenerando.

Así han adquirido un carácter sexualmente impúdico y sadomasoquista. Creo que Fullana busca desagradar, incomodar y vulnerar al espectador melindroso y escrupuloso. Tergiversa los rostros, ya sea ocultándolos o afeando sus rasgos.

En No seas tímido se ve a Peter Pan, “el líder de los niños perdidos” como también se le ha llamado, en pleno vuelo. Su boca es el hocico de un cocodrilo, lo que le da un aspecto siniestro. Encima de él adivinamos apenas el contorno de unas piernas femeninas abiertas de par en par, como una invitación lasciva. En Coneja mala se entremezclan trazos con recortes. Podemos sentir incluso conmiseración por el pobre Lucas, que está siendo sometido por una coneja aviesa.

En Blancanieves la artista interpone dos rostros: uno rosado y obsceno, que nos remite al aspecto tópico de la muñeca hinchable, y otro, más tenue y desvirtuado por el anterior descrito, que no es otro que el de aquella jovencita apuesta y cándida que, inocentemente, mordió la manzana envenenada, cual Eva tentada por viperinas y quizá lujuriosas intenciones.

Confrontándose uno con otro, Puto lobo en un extremo de la sala y Putos cerdos en otro, los dos cuadros más grandes de la exhibición. No sólo les emparenta el grosero título, en los dos hay personajes aparente y muy probablemente sojuzgados. Un lobo feroz con cuerpo de bebé trepado en los hombros de un semidesnudo cuerpo en cuclillas de incierto género en uno, y en otro dos cerdos sórdidos y pervertidos, de repugnante gesto, montan a una extraña individua de rostro velado, desde donde le sobresale una alargada nariz que bien podría remitirnos al mentiroso Pinocho o asemejarse a un pene o consolador.

Malditos cuentos”, nombre de todo el conjunto, es una exposición ácida, irreverente, grotesca, sugerente, depravada, cruel, desgarrada… Es una visión completamente diferente, descarnada y auténtica que destripa bestialmente la genetica de estos relatos en su esencia pueriles. Una visceral propuesta que estará en Madrid hasta el 27 de junio en la galería Louis 21.

Bel-fullana-louis-21-LVÚ

A la izquierda “Puto lobo”, a la derecha “Putos cerdos”.


Artículo publicado originalmente en Fac magazine.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio