Lo más destacado de a3bandas 2014

Oro para la galería Moisés Pérez de Albéniz, plata para la Rafael Pérez Hernando y bronce para ASTARTÉ.
Phil Collins. Soy mi madre

El proyecto a3bandas, organizado por Hablarenarte, consiste básicamente en que las galerías de arte contemporáneo participantes rompan con su programación habitual e inviten a un comisario independiente a diseñar una exposición específica con artistas no necesariamente representados por ellas, con la misión de atraer nuevos visitantes a los espacios expositivos alternativos, fortalecer el trabajo y la comunicación entre éstos, fomentar el coleccionismo y poner en valor la labor de todos los agentes implicados. En esta cuarta edición, a3bandas ha tenido veintidós sedes participantes en Madrid y seis en Barcelona desde principios de abril hasta finales de mayo (aunque algunas galerías retirarán su exposición antes de la fecha oficial, 24/05, y otros la continuarán unos días más, por lo que conviene mirar bien la información de cada una de ellas). Las cifras finales son estas: 28 comisarios y 134 artistas (57 de ellos extranjeros).

Boris-Hoppek.-Full-of-love.-2013.-Fotógrafía-s-LVÚEl aquí firmante visitó cada uno de los espacios madrileños reunidos en esta provechosa iniciativa y personalmente me gustaría destacar algunas propuestas.

La comisaria Carolina Grau y la galería Moisés Pérez de Albéniz apostaron por una exposición individual bastante estimulante del artista británico Phil Collins (no confundir con el ex Genesis). Tanto su corto Soy mi madre (2008) -en el que satiriza las telenovelas mexicanas de una forma original e inteligente-, como la serie de fotos Real Society (2002) –desnudos realizados a gente común y corriente en una suite del Hotel María Cristina de San Sebastián-, así como Rude boys (2011) –retratos a skinheads no de Inglaterra sino de Malasia, donde el artista explora su fascinación por las tribus urbanas–, son obras de gran interés.

Divertida es la exhibición en la galería Rafael Pérez Hernando, curada por Amalia García Rubí, la cual se centra en dos individuos que comparten, cada quien a su manera, un sentido por la irreverencia: el malagueño Javier Calleja -quien da vida a las rocas que pinta o encierra en color rojo a un pequeño hombrecillo que lo único que alcanza a expresar es “I hate red”-, y el alemán Boris Hoppek –quien siente fijación por los cuerpos desnudos, los miembros sexuales, la felación, la copulación, etcétera.

Galería Liebre también me ha sorprendido sobre todo por dos artistas: el oscense Jorge Vicen –particularmente sus pinturas que tienden al puntillismo-, y el madrileño Miguel Ángel G. Granado –por sus fascinantes mundos irreales, abstractos e impactantes en color. Y si de color hablamos, las artistas presentes en la galería ASTARTÉ (la cual por cierto ganó el Premio del Público) no escatiman al emplearlos, buena muestra de ello son Catarina Branco por su Capacho/Doormat -tejidos de papel- y Nuria Mora por De tal palo tal astilla –un tronco al que se le han incrustado lápices de colores.

Catarina-BrancoExcelente Ichthys II –un dibujo de un pez con luz proyectada- de Juan Zamora, al igual que las composiciones que parecieran salirse del segundo plano de Pep Medina en Twin Gallery. Por su parte, Espacio Mínimo aloja Lugar ocupado por cero, una sencilla pero resultona instalación del mexicano José León Cerrillo –una estructura de barras de hierro de colores que redefine el interior de la galería-, así como Aldea modelo, pequeña historia de la guatemalteca Yasmin Hage –más que una obra de arte como tal, es una investigación sobre un experimento militar ocurrido en su país que nos hace reflexionar acerca del injusto trato que reciben las comunidades minoritarias.

En Espacio Valverde encontramos a varios artistas pero todos se ven minimizados por la distinguida presencia de William Blake y sus asombrosas ilustraciones de El libro de Job, en las que plasma una solemne monumentalidad religiosa. También Freijo Fine Art aúna bastantes nombres en una exhibición homogénea y equilibrada dedicada a los objetos poéticos, tales como Joan Brossa –llama la atención el bastón en forma de ángulo recto- y Eduardo Scala –precioso su libro de 32 metros en forma de cilindro.

El comisario Ángel Calvo Ulloa aboga en Louis 21 por lo abstruso y la aridez: Algo extraño e indefinible nos transmiten las piezas de Teo Soriano, objetos encontrados, intervenidos por la naturaleza, el paso del tiempo y la mano del artista; INSIDEOUT de Guillermo Pfaff es como una noche con pequeños puntos luminosos en el cielo. En contraparte, la obra de Ramón Losa en Galería Alegría resulta obsesiva, laberíntica, en constante movimiento de líneas torcidas. En The Goma dan ganas de palpar las formas de las bolas de billar esculpidas por Nicolás Lamas  y en Paula Alonso Galería los collages de Miguel Palma poseen una cierta cualidad evocadora que nos retrotrae a las fantasías de infancia cuando soñábamos con conquistar el espacio.

En fin, es imposible mencionar aquí todo lo que a3bandas reunió en Madrid. Este artículo es tan sólo un soplo de lo mucho que se puede hablar de cada propuesta. Considero que ha habido bastante nivel en general y la oferta desde luego es amplísima. Eso sí, falta más afición y compradores, como siempre…

a3bandas-2-LOUIS-21-FACMAGAZINE


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio