SAI trío, triple salto mortal

Una exploración inédita y arriesgada en busca de enlaces entre el free jazz y el flamenco.
SAI-TRIO-CABECERA-PRUEBA

Adentrarse en esta propuesta genera el mismo vértigo y emoción que cuando se está presenciando un acontecimiento desconocido y asombroso, como si contempláramos la negra herida del Tiempo que nos va engullendo sin remedio, mostrándonos del otro lado un abismo de sucesos muchas veces indescifrables e inefables, incluido el propio vacío: Sònia Sánchez es puro magnetismo ancestral, y a través de ella tanto la tradición como la modernidad encuentran una vía de expresión. No sólo alimenta el suceso musical con sus tacones, también corporiza (¿o quizá sería más apropiado escribir cataliza?) el intrincado lenguaje de los instrumentistas, consiguiendo traducir a un nivel más inteligible por más humano lo que éstos comunican en un idioma complicado, áspero, desquiciante, casi diría alienígena. La ejecución de Ivo Sans me transmite cierto primitivismo, desaliño en las formas y una negación a lo absoluto, así a veces golpea su instrumento, con una inteligente falta de respeto. Y Agustí Fernández es como un reconocedor, extravagante en su interior, circunspecto en su exterior, medio loco medio sabio, al mismo tiempo cercano y distante, que de manera obsesiva emplea su piano como si de un laboratorio o un mecanismo informático se tratase, codificando y descodificando, construyendo y deconstruyendo, encontrando fórmulas que pueden o no abrirle nuevos terrenos a explorar, no tanto por el hecho de querer resolver algo en específico, que también, sino por la necesidad de ir hacia delante, o hacia los lados, jamás quieto ni mirando atrás ni hacia lo ya conocido…

Una exploración inédita, arriesgada y triple salto mortal sin red en busca de enlaces entre el free jazz y el flamenco; en otras palabras, un intento por construir un diálogo (más o menos ordenado, más o menos deliberadamente desordenado, siempre retroalimentándose y reconociéndose) entre dos géneros que, si por un lado parecieran tan distantes en principio —el free jazz suele ser irreverente, heterodoxo y con tendencia a mostrar rechazo por todo; en cambio, el flamenco respeta mucho su tradición e incluso la venera—, por otro, ciertamente logran corresponderse a través de puentes comunes, como podrían ser la brutalidad y el misterio.

Definitivamente creo que el SAI trío es una manifestación artística que no puede dejarnos indiferentes.


SAI trío, triple salt mortal

Traducido al catalán por Eduard Márquez.

Endinsar-se en aquesta proposta genera el mateix vertigen i la mateixa emoció que presenciar un esdeveniment desconegut i sorprenent. Com si contempléssim la negra ferida del Temps que ens engoleix sense remei i que ens mostra un abisme de successos molt sovint indesxifrables i inefables. Fins i tot el propi buit.

La Sònia és pur magnetisme ancestral. A través d’ella, la tradició i la modernitat troben una via d’expressió. No solament alimenta l’esdeveniment musical amb els tacons. També dóna cos (o potser seria més apropiat escriure “catalitza”?) al llenguatge intricat dels instrumentistes i aconsegueix traduir a un nivell més intel·ligible (perquè ho fa més humà) el que comuniquen en un idioma complicat, aspre, pertorbador. Gairebé diria alienígena.

L’execució de l’Ivo em transmet un cert primitivisme, una deixadesa en les formes i una negació de l’absolut, ja que, a vegades, copeja l’instrument amb una intel·ligent falta de respecte.

I l’Agustí és com un reconeixedor, extravagant en l’interior i circumspecte en l’exterior, mig boig i mig savi, proper i distant, que, de manera obsessiva, empra el piano com si fos un laboratori o un mecanisme informàtic. Codifica i descodifica, construeix i deconstrueix. Troba fórmules que poden (o no) obrir-li nous terrenys per explorar. No tant pel fet de voler resoldre alguna cosa específica (que també és el cas), sinó per la necessitat d’anar cap endavant o cap als costats. Mai quiet. Sense mirar enrere ni cap a allò que li és conegut.

Una exploració inèdita i arriscada. Un triple salt mortal sense xarxa a la recerca d’enllaços entre el free jazz i el flamenc. Un intent de construir un diàleg (més o menys ordenat, més o menys deliberadament desordenat, sempre retroalimentant-se i reconeixent-se) entre dos gèneres que, al principi, poden semblar molt allunyats. El free jazz sol ser irreverent, heterodox i amb una tendència a rebutjar-ho tot. El flamenc, en canvi, respecta molt la tradició i, fins i tot, la venera. Però només al principi, perquè, combinats, aconsegueixen correspondre’s mitjançant alguns ponts comuns. Com la brutalitat i el misteri.

Definitivament, crec que el SAI trío és una manifestació artística que no pot deixar-nos indiferents.


Galería fotográfica por Elena Márquez

Las imágenes están tomadas de tres sesiones diferentes:

  • 7 de noviembre, 2013. En (In)fusión Flamenca, Centre Cívic Besòs (Barcelona).
  • 17 de mayo, 2014. En Jazz Cava, durante el 16º Festival de Jazz de Vic.
  • 26 de septiembre, 2014. En Fora de Lloc – Espais improvisats III, Jamboree (Barcelona).

(Pincha en una imagen para activar la pantalla completa)


Elena Márquez (Mollet del Vallès, Barcelona, 1980) es una fotógrafa especializada en el fotoperiodismo, la fotografía documental y la fotografía cultural, con especial atención a la escena del free jazz y la improvisación de Barcelona. Ha publicado en sitios como El Periódico, Volata, Vallesos, Tomajazz, Zona de Jazz, Prepared Guitar, Brubaker, y colabora con la netlabel Discordian Records. Ha expuesto en Parc Sandaru (Barcelona), y El Lledoner (Mollet).

Se le puede seguir la pista en su web, en su blog o en flickr.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio