SINETERRA. Fadisia

La propuesta de Sineterra es una combinación desprejuiciada de géneros, estilos y timbres, que aúna post-rock, progresivo, jazz, folk, músicas del mundo, tango, new-wave, ambient, pop, cabaret, músicas circenses y ambientes del mediterráneo.

Fadisia-Sineterra-portada-cover-LVÚSineterra es un conjunto italiano formado, principalmente, por la vocalista sarda Luisanna Serra, el guitarrista napolitano Mario Musetta y el trompetista norteamericano Charles Ferris. En este su segundo disco, Fadisia (2012, Agualoca Records/Warner Chappell Music Italiana), se integraron Ron Grieco en el bajo y contrabajo y Stefano Constanzo en la batería, y además contaron con músicos invitados como Vicenzo Lamagna (bajo, contrabajo), Antonio Fraioli (violín y tammorra, una especie de pandereta), Marzouk Mejri (nay, una flauta proveniente de Oriente Medio; y zokran, un aerófono tunecino) y Davide Mastropaolo (piano, órgano y armonio).

La propuesta de Sineterra es una combinación desprejuiciada de géneros, estilos y timbres, que aúna post-rock, progresivo, jazz, folk, músicas del mundo, tango, fado, new-wave, ambient, pop, cabaret, músicas circenses y ambientes del mediterráneo.

De buenas a primeras lo que más llama la atención son las “palabras” que canta Luisanna Serra, un lenguaje, como el de Jónsi de Sigur Rós, inventado por ella. No es lo único que los emparenta con la banda islandesa puesto que la expansión de algunas composiciones nos recuerda a ellos. En la voz de Serra también encontramos ecos de Björk (impresión potenciada por cierta tendencia al aspecto extravagante, salvando las distancias) y un tanto de Elizabeth Fraser, la vocalista de Cocteau Twins.

De los diez temas originales que conforman Fadisia (dos de ellos instrumentales), destacan algunos como “Anea” (acogedora pieza con ciertas reminiscencias de finales de los noventa), “Colki Kest” (como si Radiohead y Sigur Rós se dieran la mano durante un improbable viaje a Cerdeña) y “Freica” (destaca el consistente ritmo y la mezcla de instrumentos de viento que otorgan peso al tema, acercándose al jazz progresivo).

Fadisia es un trabajo interesante que revela matices a cada escucha. Le falta cohesión aunque se agradece la variedad. Su propuesta es arriesgada y a los autores se les adivina una cultura musical heterogénea y libre, no obstante aún pesa la influencia de sus escuchas sobre su voz propia porque la música del álbum transcurre, en general, como si fuese algo un tanto distante y hasta diría ajeno. Ciertamente encontramos pasajes notables pero no termina de parecerme un producto del todo auténtico. Se trata más de una exploración sobre sus propios posibles que de un trabajo perfilado y redondo, lo cual no tiene nada de malo pero eso hace que el resultado sea disperso, irregular y de un alcance más bien menor.

¿Recomendable? Sólo relativamente.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio