LAIA MANRESA & SERGI DÍES. Morir de día

Crónica generacional de los que vivían la vida desde el lado más salvaje y bestia en la Cataluña de finales de los 70 y principios de los 80.

morir-de-dia-cine-malda-LVÚDocumental de la contracultura catalana de finales de los 70 y principios de los 80 enfocada esencialmente en el uso y el abuso de las drogas, y más concretamente la heroína, aspecto incómodo de aquella época de libertad creativa, social y sexual, que no se ha querido abordar del todo desde los días de la Transición en España.

El eje de este trabajo son las vidas fallidas de personajes como Pau Maragall (hermano de Pascal Maragall, ex alcalde de Barcelona) que fue pieza clave en la publicación de “Nosotros los malditos”, que terminó por convertirse en una crónica generacional de los que vivían la vida desde el lado más salvaje y bestia; Mercé Pastor (mujer de Pau Riba, músico rock-folk-psicodélico catalán); Pepe Sales, pintor, compositor y poeta; Juanjo Voltas; entre tantos otros.

Morir de día fue uno de los proyectos inacabados del ya fallecido Joaquim Jordà, importante cineasta español que cultivó principalmente el género documental, y que dos de sus colaboradores finalizaron.

Como no podía ser de otra manera, el ritmo de este trabajo es vertiginoso y logra mantener la atención hasta el final.

Las confesiones, los recuerdos dolorosos, la confusión y la melancolía, la rabia de antaño, los reproches, las travesuras, y la desesperación que se mantiene en la caverna de la memoria de los relatores de esta historia son descritas con sinceridad, honestidad y siguen tocando fibras delicadas en sus corazones.

El título es extraído de un bello y poderoso poema de Vicente Aleixandre que se titula “Sólo morir de día”. Algunos de sus versos se recitan a lo largo del mismo film, embelesando al espectador: “Quiero morir de día, cuando aman los leones, cuando las mariposas vuelan sobre los lagos, cuando el nenúfar surte de un agua verde o fría, soñoliento y extraño bajo la luz rosada. Quiero morir al límite de los bosques tendidos, de los bosques que alzan los brazos. Cuando canta la selva en alto y el sol quema las melenas, las pieles o un amor que destruye”…


Artículo publicado originalmente en Fac magazine.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio