VAMPISOUL. Fetén. Rare jazz recordings from Spain 1961 – 1974

Un compilado de trece piezas poco conocidas de la entonces apenas emergente y marginal escena jazzística de España

VAMPISOUL.-Fetén-LVÚLa última colección de gemas que nos entrega el sello Vampisoul, publicado durante el 2012, es un compilado de trece piezas poco conocidas de la apenas emergente y marginal escena jazzística de la España que va de los años sesenta hasta casi la última etapa del franquismo. La alucinante selección, las informativas notas interiores y el refinado arte del producto final corrieron a cargo del DJ Javi Bayo, que tardó literalmente años en reunir este buen puñado de grabaciones extraídas de olvidados vinilos que fue comprando en mercadillos y tiendas de todo el mundo, rastreando por internet y negociando con otros coleccionistas. Álbumes prácticamente imposibles de encontrar hoy día (algunos de ellos ni siquiera los tienen sus propios autores) y en donde encontramos estilos como hard bop, jazz modal, algún standard e incluso vanguardia, no sólo de autores españoles, sino también de extranjeros que grabaron alguno de sus trabajos en este país. Es de destacarse igualmente la labor de Ángel Álvarez, el técnico de sonido, que, siendo fiel al original, lo pulió todo lo que pudo (¡y de qué manera!).

El disco se abre con “El cant dels ocells”, una bellísima melodía tradicional de Cataluña de la que se han hecho innumerables versiones en diversos estilos. Aquí el pianista Josep María Martí lidera al Catalònia Jazz Quartet, quienes la ejecutan de una manera mágica y exquisita. El contrabajo (a cargo de Enric Ponsa) al inicio lleva la voz cantante, como un lamento triste y en pena, pero luego de un giro donde se une toda la banda de lleno, es el vibráfono de Francesc Burrull el que termina por darle los matices más reconociblemente jazzeros a la pieza.

El trompetista serbio Duško Gojković, luego de formalizar un conjunto en Alemania, grabó dos álbumes en Barcelona (It’s about blues time, del cual se desprende la balcánica “Bosna calling” que escuchamos aquí, y Ten to two blues), cuando estuvo ahí de gira en el año 1971. En esas grabaciones le acompañó el pianista Tete Montoliu, que aporta a esta pieza una interpretación de gran maestro.

“Israel”, una composición original de John E. Carisi y que ha sido interpretada por vacas sagradas como Miles Davis o Bill Evans, es aquí ejecutada sin miedo pero respetuosamente por el Modern Jazz Sextet, como parte del álbum Jam Session Al Natural (1974), publicación que reunía a otras formaciones (todas de Tarrasa) como New Jazz Trio, Mariona Llaurado y Trio, y al Jazz Group, participación ésta que también se ha recuperado aquí, quienes emocionan con “Tema per Alicia”, una composición original del saxofonista Joan Albert.

Caso excepcional es el de Elia Fleta, hija de Miguel Fleta (famoso tenor español que murió a finales de los 30, con apenas 40 años) y hermana de Paloma (con quien grabó sus primeros discos, esencialmente melódicos, de bolero y copla). Aquí se le recuerda con “Rememberance to Madrid”, amparada por el Jazztet de Madrid, una publicación de 1966, más o menos por las mismas fechas en que Elia grabó con Tete Montoliu el único disco que éste registrara con algún cantante. Historia pura.

El compositor y baterista mexicano Tino Contreras (pionero del género en su país) estuvo de gira por Europa. Registró discos en Alemania, Francia y España. La estimulante “Marcha de los dioses”, donde se luce particularmente un tal Mike Bravo a la flauta, es una composición original del disco Tino Contreras y su Jazz Latino (1965), una de las grabaciones más perjudicadas de las aquí compiladas y, según Javi Bayo, uno de los discos «más buscados por coleccionistas de medio mundo». Si no fuera por él, probablemente nunca hubiésemos conocido esta y la mayoría de las piezas de este recopilatorio.

Salvador “Mantequilla” Font fue un respetado saxofonista que, por problemas respiratorios, tuvo que abandonar este instrumento y dedicarse al violín al final de su carrera, en el cual, dicen, también destacaba. Aquí se recupera “Jamboree”, una pieza de Mantequilla y su conjunto (1961) que homenajeaba con su título a esta mítica sala de jazz de Barcelona. Un tema ligero, de una estela claramente cool.

Lou Bennett nació en Filadelfia pero casi toda su vida transcurrió entre Francia y España hasta su muerte en el año 1997. Fue una bestia como organista como bien se aprecia en “Movimiento”, composición original que fue parte de la banda sonora de La vil seducción (1968), una película de José María Forqué protagonizada por Analía Gadé y Fernando Fernán Gómez. Una pieza redonda, una ejecución superior, un hammond que oscila magistralmente en nuestros oídos.

Fetén recupera dos temas de Juan Carlos Calderón, respetadísimo compositor, arreglista, productor y pianista, casualmente coincidiendo en el mismo año de su fallecimiento. “Sambando” de Bloque 6 (1968), su primera referencia como solista líder (tan buena que la reeditaría Blue Note en Estados Unidos), es un sabroso juego instrumental donde sobresalen los alientos de la big band que el santanderino reunió para la ocasión (figuran Pedro Iturralde, Carlos Casasnovas, Vlady Bas, entre otros). La otra es “Psique” de Juan Carlos Calderón presenta a Juan Carlos Calderón (1969), su siguiente publicación, una pieza que atrapa por sus acelerados recursos rítmicos.

Nits de Jazz al Jamboree (1968) es un álbum en donde se capturó algunas sesiones de los músicos habituales de esta sala barcelonesa. Los intérpretes fueron Ricard Roda (saxofón alto y flauta), Ricard Miralles (piano), el ya citado Enric Ponsa (contrabajo) y Joan-Josep Tuduri (batería). No se resaltó ningún nombre en la portada porque no se trataba de ningún disco solista. Javi Bayo eligió dos para nuestro disfrute: “Asterics”, la única composición original de esta publicación acreditada a R. Miralles, una deliciosa pieza que hincha el corazón de puro gozo, y “Solar”, una versión en formato trío de Miles Davis que no contó con la participación de Ricard Roda y que, probablemente por eso mismo, no se incluyó en su momento, recuperada aquí después de cuarenta y cuatro años inédita.

Finalmente “Laberinto (2ª Parte)”, la pieza más larga y compleja del set (19 minutos), extraída de Free Jazz: Vlady Bas en la universidad (1973), acreditada a este mismo saxofonista bilbaíno. Se trata, según Javi Bayo, de la primera incursión al free jazz en España, aunque el resultado (al menos el de este tema) no es tan acusado, ni mucho menos radical, a comparación de lo que era en esos años el free jazz en Estados Unidos. Después de todo es normal, no se puede esperar que de un día para otro se entienda la vertiente más vanguardista de un género, el jazz, que en aquel momento todavía no se practicaba mucho en el país. No por ello deja de ser disfrutable ni sumamente interesante, se trata ni más ni menos que de los primeros pasos en este tipo de experimentación, ejecutado aquí en directo (el público con sus aplausos vitorea los magníficos pases que se marcan los intérpretes y al final piden “otra, otra”), demostrando un saber estar de auténtica cátedra. De verdad que dan ganas de conocer el resto de este y de todos los vinilos que alegremente se reúnen en este otro triunfo de Vampisoul llamado, muy castizamente, Fetén. Un disco que hay que tener sí o sí.


Artículo publicado originalmente en Fac magazine.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio