FREYA GARCÍA. Sombrimbras

En su debut, la poeta madrileña Freya García firma un libro que gira en torno a varios aspectos, desde el costumbrismo citadino, el trasfondo de la guerra, la desazón ante la rutina y las diatribas contra el sistema capitalista y la sociedad tecnificada.

Sombrimbras-Freya-Garcia-la-espiral-lvúSombrimbras (2015, Espiral Literària, Colección Delsàtics) es el primer poemario de la autora madrileña Freya García.

El nombre del libro es una palabra compuesta o inventada por ella cuando niña, que se refiere al efecto de luz y sombra que se puede derivar de, por ejemplo, las pequeñas rendijas de una persiana cuando todavía el sol no se pone del todo. Eso nos lo explica en el primer poema, un momento en su vida en el que quizá se dio cuenta del poder de la palabra, del “vértigo de nombrar”, como ella misma lo escribe.

El libro está compuesto por 52 páginas que contienen un ilustrativo prólogo de Víctor L. Briones Antón (autor de Insectos, editado por esta misma editorial) y un total de casi cuarenta poemas breves sin título, algunos brevísimos de apenas un par de líneas (realizados con trazos escasos, a veces apenas se captan las imágenes), otros llegan a la media página, a medio camino entre el verso y la prosa, divididos en cuatro partes: “Madrid, 1985”; “Madrid, 2014”; “Guernika, 1937”; y otra vez “Madrid, 2014”.

No termino de comprender ese salto hacia al famoso municipio de Vizcaya que fue bombardeado un 26 de abril de 1937 por las fuerzas fascistas comandadas por Hitler y Mussolini en favor de Franco. Ahí se ubican cinco poemas en los que se trasluce penuria y horror, en los que podemos leer versos como: “Corteza, pan negro, sueño quebrado y dignidad sin pantalones. Un perro desorientado le ladra a la muerte que silba y halla su diana: el bebé con zapatos nuevos”; “No vendrá la risa, ni las mariposas vigilarán tu destierro. Serás una ola sin mar en el bosque de faros ciegos”; “Tus pasos se aproximan colmados de silencio, empuñan la plaza que fue nuestra y ahora por días charla con los vivos y por días con los muertos”, poema éste dedicado a Memoria de unos ojos pintados, la primera novela del cantautor Lluís Llach.

Freya García, autora de "Sombrimbras".

Freya García, autora de «Sombrimbras».

El resto de poemas ubicados en Madrid giran en torno a varios aspectos, desde, entre otros, el costumbrismo citadino y las impresiones cotidianas (“Añoro el conglomerado de lugares comunes y amor al plástico, cazar fotos por la calle y tu trivialidad bajo el paraguas”; “Las aspas del ventilador seccionan cada gramo de placer”), cierta rebeldía infantil (“Sacar la lengua, melena al viento, bailar descalza, caer en la más absoluta irreverencia de romper los charcos”), afirmación de principios (“Estoy en contra del tiempo, de los corsés y los silencios, las precauciones y el buen hacer”), el dolor, la tristeza y la desazón ante la rutina y lo prosaico (“Cada gramo de dolor gana dos esquinas a mi risa”; “Compro y miro para no ver. La luz del televisor me ata las muñecas y sangran. Y a pesar de todo, nombro. Palabra”), el deseo (“Y llegas, convertido en gato, en noche o en ti”; “Un aroma de sábanas se perfila, empujándome insolente hacia tu plaza, con ganas de observarte mientras fumo, con ansia, sin dobleces, cremalleras ni botones”), la anarquía (“Salgamos a incendiar la ciudad dormida, que el sol inunde cada cueva y nos arrastre conversando del amor y otros milagros”) y diatribas contra el sistema capitalista y la sociedad moderna tecnificada, quizá los poemas más explícitos del libro (“El futuro eran interminables filas de oficinistas consumiéndose despacio, sonrientes, pensando en los indicadores del éxito”).

Sombrimbras es un poemario sucinto, irregular, líquido, en el que ciertos elementos de la naturaleza (que, entiendo, apelan a la libertad) surgen en medio del caos urbano, que guarda destellos espontáneos y algún ancla perdurable, un trabajo en el que detecto, por un lado, cierto perfil temeroso de la autora y por otro una auténtica entrega a la poesía y a la vida poética. Sin duda con el tiempo y la práctica del oficio, lo segundo se impondrá a lo primero.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio