Grupo de Expertos Solynieve, sureños de norte a sur

Bálsamo claro y meridiano.

La década de los setenta fue una época dorada para el Granada Club de Fútbol porque cosecharon sus más exitosos triunfos hasta la fecha en la primera división de la liga española. El club finalizó las temporadas 71-72 y 73-74 en el puesto número seis de la tabla general, nada mal para un equipo que solía pasearse con más o menos suerte en divisiones inferiores. Dos pilares de aquella formación, hoy idealizada por los granadinos, fueron el uruguayo Montero Castillo (centrocampista-defensa) y el argentino Aguirre Suárez (defensa). Defendiendo a la escuadra andaluza, estos jugadores sudamericanos jamás se imaginaron que a mediados de los dos mil, dos músicos de aquella misma ciudad tomarían sus nombres para grabar una maqueta con esos pseudónimos.

Uno de ellos es Juan Rodríguez (J/Jota como más se le conoce), un autor que llevaba ya desde 1993 dando de qué hablar con Los Planetas, agrupación clave para entender el pop/rock español de las últimas dos décadas. El otro es Manu Ferrón, introvertida figura de la escena alternativa granadina, que había estado escribiendo en diarios, fanzines y colaborando con otros músicos (con Los Planetas escribió «La Playa» y «Corrientes circulares en el tiempo«, dos temas muy celebrados por los planeteros). Así nació La Cultura Solynieve y bajo este nombre parieron un single de tres canciones (entre ellas «Personalidad empírica», original de Franco Battiato, autor admirado por ambos, para al que años después traducirían las letras al castellano de su Apriti Sesamo), que despistaba por su largo y desconcertante título: La Cultura Solynieve interpreta el bonito folklore de Montero Castillo y Aguirre Suárez y otros extraordinarios artistas (El Ejército Rojo/PIAS Spain, 2006).

Desde este arrebato ya se asentaban las bases de lo que luego sería, definitivamente, Grupo de Expertos Solynieve: canciones de folk-rock sencillas sin ser vulgares, melodías gráciles y fluidas, temáticas que de alguna manera hablan por toda una generación pero que a la vez son atemporales, composiciones abanderadas por una actitud cínicamente hedonista pero a la vez pasivamente rabiosa y reivindicativamente sureña.

Inevitablemente se encuentran paralelismos con Los Planetas (hay cierta melancolía en unos y otros), pero no tantos. Aquellos son ruidosos, mesiánicos, oscuros y muchos de sus temas escurren bilis vengativa; estos son más bromistas, irónicos, más vagos que Los Planetas (¡lo que ya es decir!), populares e incluso alegres (aunque sin pasarse). Con los Solynieve a Jota se le nota relajado, como quien va a una fiesta con un grupo de amigos y bebe de manera despreocupada, sabiendo que quien conduce el coche es otro. Aquí su manera al cantar es más natural (el deje andaluz es evidente) y pareciera que este proyecto se lo toma con ánimo recreativo.

Sin embargo, curiosidades de la vida, el primer larga duración de Grupo de Expertos Solynieve, Alegato Meridional (El Ejército Rojo/PIAS Spain, 2006; en México editado por el sello regiomontano Happy-Fi Records), es uno de los álbumes españoles más entrañables y queridos de los últimos años, tanto así que le valió un onceavo lugar en los sesenta mejores discos nacionales de la década 2000-2009 según la revista Rockdelux (Los Planetas y su ya mítico La Leyenda del Espacio quedaron en primero). La ficha de la formación la completaron el guitarrista Víctor Lapido (miembro de Lagartija Nick y de la ya extinta 091), el batería Antonio Lomas (de Lori Meyers) y Miguel López (ex Los Planetas, actualmente en Lori Meyers). Desde el título del primer corte del disco, «El sur, el mediodía y la libertad», ya dejaban expuestos sus principios. La aflamencada «Claro y meridiano» fue sencillo y un hit under. «Alegato Meridional» (la canción), «Una muerte lenta y dolorosa» y «Par de flamenquines» establecían un eje en el álbum con reminiscencias planeteras. Manu Ferrón mostraba sus finos dotes como autor en «No me hace falta» y «Todo lo demás». Recuperan «Se ve que hay calidad» de su primer single. Versionando a otros se van del sur de España, «Sureños» (que popularizó Silvio, un roquero de la Sevilla de los años ochenta), al sur de Estados Unidos, «La balada de buscando mi destino» (original de Roger McGuinn, The Byrds, parte de la banda sonora de Easy Rider de Dennis Hopper), pasando por un icono español, Vainica Doble, en «Déjame vivir con alegría». Todas las canciones (incluidas las que no he mencionado) se quedan clavadas en la memoria.

En el 2008 llegó Antiguo y Nuevo (El Ejército Rojo/RVCA), un equilibrado EP de cuatro temas: «Con quien yo he sido» (un fandango compuesto por Jota), «Viento del nogal» (versión de «Hickory wind» de Gram Parsons), «No vuelvo a quedar contigo» (firmada por Manu Ferrón), y «La Reina de Inglaterra» (que se ha convertido en todo un himno). Un breve trabajo que no anticipaba nada y que no era un paso adelante, pero que se disfrutaba tanto como a quien le gusta repetir plato por exquisito.

Para entonces ya se intuía pero no era del todo visible. De hecho, El eje de la Tierra (El Ejército Rojo, 2012), segundo y por el momento último trabajo de los granaínos, vino a confirmar que Manu Ferrón adquiría un papel cada vez más protagonista. De los diez temas de este álbum, Ferrón escribe cinco por su cuenta (me rehúso a destacar alguna, todas son estupendas), a diferencia de Jota que entrega sólo dos originales (de las cuales, «¿Por qué no te largas de aquí?» podría ser la más floja del disco), adapta una melodía popular, «Tú, misionero de Dios» (que podría haber estado en un trabajo de Los Planetas), y versiona el «Shouting In a Bucket Blues» de Kevin Ayers (“Blues chillando en un cubo”). No obstante, la mejor del set la escriben juntos, «La nueva reconquista de Graná«, una de esas canciones que se te quedan grabadas a fuego en el alma, una suave épica de llanto, euforia y purificación, y un glorioso canto de amor a Granada. Bien vale la pena señalar que para este trabajó se sumó a los Expertos el tecladista Raúl Bernal (miembro de Jean Paul, y músico de José Ignacio Lapido) que aportó sutilezas de gran músico.

Grupo de Expertos Solynieve no tiene un calendario riguroso. Cada nuevo trabajo tarda porque, entre otras cosas, tienen que acomodar las agendas de las bandas ya citadas en las que participan, además de otras como Los Evangelistas (unión entre la columna vertebral de Los Planetas y el líder de Lagartija Nick, Antonio Arias, en homenaje a Enrique Morente), Los Pilotos (dúo alternativo instrumental de Banin y Florent de Los Planetas, aunque éstos dos no ocupan lugar en los Solynieve) y, ahora, de la de Manu Ferrón como solista que, tímidamente, va dando pasitos para consolidarse como autor al publicar un siete pulgadas de edición limitada llamado Unanimiedad (Acuarela, 2012). Como dice Manu en una entrevista, los discos “No tienen su plazo pero tienen su tiempo y estallan con cuatro o dieciséis canciones”.

Que sigan su camino entonces sin prisa pero sin pausa, mientras tanto ya nos quedan encantadoras piezas para la posteridad. Personalmente, Alegato Meridional lo habré reproducido ya unas chorrocientas veces. Y me parecen pocas…


Artículo publicado originalmente en Satélite Media.

Satélite logo


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio