La Muñeca de Sal y Fernando Alfaro, reflexiones sobre su versión de “Qualsevol nit pot sortir el sol”

Alfaro, siendo albaceteño, reivindica sin tapujos ni prejuicios la lengua catalana versionando a Jaume Sisa.

España es un país muy dividido. En líneas generales, por un lado tenemos a los españoles nacionalistas que apelan por un país “único e indivisible”, católico, dictatorial, monárquico e intolerante, ciudadanos que normalmente suelen ser de tendencia fascista (tristemente éstos son lo que tienen el poder desde hace añales); por otro, están los que también se consideran españoles pero que, por su carácter crítico o por su mentalidad izquierdista, no están de acuerdo con muchas de las cosas que ocurren en el país ni cómo se maneja la política en España, la cual es fundamentalmente de derechas (estos españoles suelen tener una relación amor-odio con su patria); pero también están los que rechazan radicalmente a España y aquellos que se consideran a sí mismos, digamos, mitad español, mitad de otro país. Ese otro país puede ser, en el caso que nos ocupa, Cataluña, Euskadi, Galicia y, en fin, cualquier otra comunidad del estado español que manifieste posturas independentistas (totalmente válidas puesto que estas regiones poseen su propia cultura e incluso una lengua autóctona que les diferencia).

Podríamos encontrar en el presente y en el pasado millones de diversos ejemplos, unos más graves que otros, sobre estas tensiones y fricciones entre la España que quieren unos y el país que anhelan otros. Dos casos recientes que me vienen ahora a la mente y que pueden ilustrar esto son, uno, la inmensa ikurriña (la bandera del País Vasco) que un puñado de jóvenes desplegaron, obviamente sin autorización, al inicio de los famosos Sanfermines (probablemente la fiesta española con más proyección internacional), retrasando así el chupinazo veinte minutos de lo acostumbrado. Un escándalo para los españoles nacionalistas, claro. Todavía más actual es la reacción de Juan Carlos Gafo, ahora ex director adjunto del Alto Comisionado del Gobierno para la Marca España (sic), que tuvo que dimitir de este cargo luego de que, a raíz de que se pitara y abucheara el Himno Nacional Español en la ceremonia de apertura de los Mundiales de Natación que se celebran en Barcelona hasta este cuatro de agosto, el político escribiera en su Twitter: “Catalanes de mierda. No se merecen nada.

Pero donde unos sólo se esfuerzan en fomentar odio y encontrar diferencias (ojo: tanto los de un “bando” como los del otro) hay quienes, como Fernando Alfaro, celebran y reivindican la riqueza cultural de este país.

La-Muñeca-de-Sal-y-Los-ProfetasExplico: este pasado mes de mayo la revista Rockdelux publicó en CD el último trabajo de la banda valenciana La Muñeca de Sal, el cual consiste en doce temas, diez de los cuales son versiones, más que decentes, que fueron impulsadas por igual número de invitados especiales. Destaco particularmente el aporte de Nacho Vegas (castellanizando una composición de The Magnetic Fields), Joaquín Pascual (actualizando «La sangre de tu tristeza» de Gabinete Caligari), Miquel Àngel Landete de Senior i el Cor Brutal (y su brillante y envolvente adaptación al catalán de «O velho e o moço« de la banda brasileña Los Hermanos), las propias composiciones originales e instrumentales de La Muñeca de Sal y, evidentemente, la participación de Alfaro.

Según cuenta el propio Fernando en el interior de la revista, en el momento en que le propusieron participar en este disco sólo habían grabado Javier Corcobado («The Partisan» de Leonard Cohen) y Sr. Chinarro («La chanson de Prévert» de Serge Gainsbourg), en inglés y en francés respectivamente. Él escogió la eterna (y tierna) «Qualsevol nit pot sortir el sol» («Cualquier noche puede salir el sol»), composición en principio dirigida a un público infantil que ha ido pasando de generación en generación desde que en 1975 la publicase Jaume Sisa (leyenda viva de la música catalana donde las haya), y Alfaro explica esta decisión de manera rotunda: “Yo también quise recurrir a un clásico cantando en un gran idioma europeo”. Lo interesante aquí es que Fernando Alfaro no es catalán, nació en Albacete, y con este acto demuestra que sabe reconocer belleza donde la hay, al margen de prejuicios politizados, y que se trata de un artista valiente.

Ciertamente, yo mismo muchas veces he criticado ferozmente que los músicos no operen habitualmente en su idioma materno sin una justificación razonable, optando por algún lenguaje extranjero (sobre todo el inglés). Este proceder lo encuentro irracional, cobarde, retrógrado, ridículo, oportunista, poco honesto y del todo desdeñable… es decir, ¿por qué no vas a cantar en tu lengua y sí en uno que muy probablemente ni siquiera utilices en tu día a día en lo absoluto? No obstante, lo de Fernando Alfaro no puede ser comparado a esto por su carácter claramente reivindicativo: Esta versión es un abrazo, borra con ello fronteras (al menos dentro del siempre conflictivo ámbito del estado español), ensalza así un idioma muy denostado por la España no catalana. Y también es una patada a las obcecadas divergencias que separan a los pueblos. Ya lo dice el propio estribillo de esta preciosa canción, la cual ha sido electrizada para la ocasión con suma destreza y conocimiento de causa: “Oh, benvinguts! Passeu, passeu, de les tristors en farem fum, que casa meva és casa vostra si és que hi ha … cases d’algú” (“¡Oh, bienvenidos! Pasad, pasad, las tristezas las haremos humo, que mi casa es tu casa… si es que hay casas de alguien”).

¿Se imaginan a un roquero-popero mexicano con una carrera comparable a la de Alfaro (ha publicado más de veinte discos con Surfin’ Bichos, Chucho o como solista, lo que le convierte ya en toda una referencia en la escena “alternativa” española) versionando un tema en alguna lengua indígena con el objetivo de reivindicarla? Para mi tristeza no conozco ningún caso, e incluso, debido a la brutal discriminación que existe hacia lo indígena en México, se me hace difícil imaginarlo…

Escucha aquí «Qualsevol nit pot sortir el sol» de La Muñeca de Sal y Fernando Alfaro (nota: he colgado este tema en Goear a falta de un canal oficial donde escucharla).

El CD La Muñeca de Sal y Los Profetas se puede adquirir con el número 317 de la Rockdelux.


Foto: Fran Calabuig Miralles

Artículo publicado originalmente para Satélite Media.

Satélite logo


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio