Lido Pimienta, Carla Morrison, Natalia Lafourcade y Russian Red: Viva la Canción

La inauguración del Festival Viva la Canción contó con la participación de cuatro mujeres representando a Colombia, México y España.

Madrid. Casa América. 22 de abril. 20:00 hrs.

Con buena entrada de un público (en el que predominaban las chicas) mezclado entre mexicanos, latinoamericanos y españoles, el festival Viva la Canción inauguró en Casa América su tercera edición con la participación de cuatro chicas iberoamericanas: la colombiana (que reside en Canadá) Lido Pimienta, la bajacaliforniana Carla Morrison, la veracruzana Natalia Lafourcade y la madrileña Lourdes Hernández, mejor conocida como Russian Red.

La primera en saltar al ruedo fue Lido Pimienta que, primero, nos despistaría con su tono infantil y aniñado y, segundo, nos sorprendería con su energía bestial que sin duda absorbió al público. Inició su participación a capela cantando una especie de oda a los latinoamericanos, exhibiendo un gran registro vocal. «Ruleta» (pop folklórico con tintes indigenistas), «Buenos días» (que habla de los problemas de Colombia, entre acordes oscuros, atormentados y angustiosos), «La rata» (de interpretación salvaje y alocada) y «Mueve» (alegre, fiestera y vitalista) fueron las canciones que sonaron en su repertorio. En el ecuador de su participación, Lido Pimienta invitó a Natalia Lafourcade a que interpretase con ella un tema vocal que fue recibida con muchas ganas por la audiencia. Una chica emergente y estrafalaria que todavía necesita encauzar todo su arrojo animal porque su intervención fue irregular y desordenada.

Lido Pimienta

Carla Morrison, junto con un acompañamiento en guitarra eléctrica, ukulele y coros, fue la segunda compositora de la noche. Abrió con «Falta de respeto», último track de su único álbum de larga duración: Déjenme llorar (Carla Morrison Música/Cósmica Records, 2012). Y dicho y hecho, la mexicana, visiblemente emocionada por su primera visita a la capital española no pudo evitar que una lagrimita surcara una de sus mejillas durante la interpretación de «Maleza», luego de habernos apaciguado dulcemente con «Me encanta» y «Eres tú». Pop intimista, de voz azucarada, sentida y frágil, la norteña terminó por convencer al público con «Compartir» (que fue acogida con vítores) de su segundo EP Mientras tú dormías (Carla Morrison Música/Cósmica Records, 2010), entre otras. Finalizó con la canción que le da nombre a su recién trabajo. Carla Morrison demostró que crece notablemente como artista a cada paso que da.

Natalia Lafourcade

La otra mexicana (más consolidada que Carla Morrison) fue Natalia Lafourcade (guitarra/ukulele y voz) junto a su banda (guitarra, bajo y percusión). Abrió con «Casa» del álbum del mismo nombre (SonyBMG, 2005). Ayudada de loops, continuó con la juguetona melodía de «Un pato» que animó al público por sus recursos onomatopéyicos. De su disco Hu Hu Hu (Sony International, 2009) tocó «Cursis melodías» (de lo mejor de su repertorio de la noche) y «Azul» (en la que se lució especialmente un acompañamiento de serrucho tocado con arco), entre otras. El set de percusiones no era para nada ortodoxo (había distintos objetos de metal, una maleta industrial haciendo de bombo y tarola a la vez, y otros tantos cachivaches) por lo que la sonoridad de los temas era rico en timbres y registros. En la recta final, Natalia Lafourcade cultivó las expectativas de lo que será su siguiente trabajo, un homenaje a Agustín Lara: «Mujer divina» (posible primer single) y «Aventurera». Su sonido fue pulcro y nítido. Como anécdota, Lido Pimienta fue invitada por Natalia Lafourcade para regresarle el favor e interpretaron otro tema en el que predominaban las voces. Interesante naturalidad musical la de Lafourcade.

Russian-Red-VIva-la-Canción-LVÚFinalmente, Lourdes Hernández/Russian Red (guitarra y voz) acompañada de Pablo Serrano en las percusiones y Brian Hunt en la guitarra y en el bajo, repasó el grueso de su último trabajo Fuerteventura (Sony Music Entertainment España, 2011): «The memory is cruel», «I hate you but I love you», «The Sun The Trees» (que se parece mucho a «We are the sleepyheads» de Belle & Sebatian, y no es casualidad porque en el disco participaron músicos de la banda escocesa y lo produjo Tony Doogan), «Tarantino» (una canción que quizá sí desentonaría en las películas del citado), «Braver Soldier», «Conquer the world», entre otras. La madrileña, sin duda, depuró el mejor sonido de la noche y comprobamos que sus temas ganan mucho en directo. De su primer álbum, I love your glasses (Eureka, 2007), retomó temas como la aplaudida «Cigarretes» (que hace sonreír al público con sus simpáticos arreglos de percusiones) y «They don’t believe». Casi luego de cuatro horas de música en total, Russian Red finalizó el primer día del festival Viva la Canción con «Mi canción 7», un percutido y enérgico tema que hizo temblar nuestros estómagos. Bien.

El festival todavía parará por más ciudades de la geografía europea. Aquí la información: http://www.vivalacancion.com/gira.html#133


Fotos: Estrella Checa.

Artículo publicado originalmente en Fac magazine.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio