Los videoclips de “The Magic Whip” de Blur

Los videoclips que se han desprendido de “The Magic Whip”, el último álbum de Blur, muestran a sus integrantes en un segundo o tercer plano y ofrecen en cambio escenas delirantes y sacadas de contexto.
Cabecera-vídeos-de-Blur-the-Magic-whio-con-TATMOU-Lvú

Si en el videoclip del tema “Kingdom of Doom” de The Good, the Bad and the Queen (banda liderada por Damon Albarn junto con el ex bajista de The Clash, Paul Simonon) veíamos a los integrantes del grupo freír unas salchichas y unos huevos, probablemente para desayunar, los vídeos oficiales de The Magic Whip pueden no pillarnos por sorpresa pero siguen destacando por delirantes y sacados de contexto.

Lejos de poseer una estructura cinematográfica o de mostrarnos a los añorados músicos de Blur, se convierten en una especie de pastiche audiovisual oriental. De este modo, la reciente pieza promocional de la canción “Ong Ong” se sitúa en el nivel de un absurdo videojuego arcade en el que los protagonistas musicales, disfrazados y prácticamente sin mostrar el rostro, hacen un breve cameo; en “Lonesome Street” vemos a un curioso personaje bailando frente a una radio durante prácticamente todo el metraje a solas, a excepción del final en el que la cosa va a más por necesidad, y para “Go Out” organizan algo parecido a un programa de Arguiñano en su versión hongkonesa que intercala momentos de karaoke que, en lo que al apartado visual se refiere, harían sentirse orgullosos a los propietarios del tugurio de mi barrio en el que cantan los viernes por la noche ciertos grupos de la tercera edad. No es así en “There Are Too Many of Us” donde sí aparecen los integrantes de la banda, aunque borrosos y haciendo uso de una iluminación deplorable, como si estuviéramos presenciando el vídeo de un ensayo privado o la grabación amateur de la banda que tocó en la boda de tus padres en los ochenta. No sería de extrañar, por la presentación, que sea lo primero y que hayan editado encima con los motivos orientales ya mencionados. Ni que decir tiene que se destila una (¿humilde?) falta de pretension o grandilocuencia.

Cabe cuestionarse si la madurez de Albarn y compañía les ha llevado a una retirada de las cámaras y a una presencia en segundo o tercer plano, dando importancia únicamente al registro musical, o si se trata del nuevo panorama contemporáneo o post-videoclip-lo que sea, tan alejado de piezas más cinematográficas y al uso pero no por ello menos geniales como la que nos mostraban en “Coffee & TV”, en el que un ya emblemático cartón de leche recorre las calles en busca de un desaparecido Graham Coxon, como si de una prolongación diegética de Toy Story, también de mediados-finales de los 90, se tratara.


Ong Ong

Lonesome Street

Go Out


There Are Too Many Of Us


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio