Perico Sambeat en el Café Central: jazz elástico.

El saxofonista presentó en la casa jazzística madrileña por excelencia lo que ha venido a ser su vigésimo primer disco como líder o co-líder, "Elàstic".

Viernes 19 de abril de 2013. Café Central. Madrid.

La cita estaba cantada. Era cuestión de días para que Perico Sambeat se apareciera en el cartel del Café Central de Madrid (¡31 años ya siendo una de las casas más importantes de jazz del país!), presentando lo que ha venido a ser su vigésimo primer disco como líder o co-líder, Elàstic (ContraBaix/Karonte, 2012), un álbum de nueve sobresalientes temas originales en donde el saxofonista valenciano, como de costumbre, da lo mejor de sí, abriéndose paso victoriosamente por los sinuosos, inciertos pero sublimes caminos de la creación musical. Siguiendo la dinámica del Café Central, las agrupaciones despliegan sus talentos a lo largo de una semana al completo, por lo que todavía quedan dos oportunidades para deleitarse con las sugerentes y enriquecedoras composiciones del maestro Sambeat, que en esta ocasión se ha hecho acompañar de cuatro experimentados secuaces: el portugués André Fernandes a la guitarra (el único de la formación original del álbum que estuvo presente), el pianista argentino Mariano Díaz (que lleva residiendo en esta ciudad desde el año 93), el contrabajista zaragozano “Toño” Miguel (dando guerra desde hace tiempo con su trío o como colaborador) y el baterista barcelonés Marc Miralta (gran conocido de la escena estatal).

PERICO-SAMBEAT-ESTRELLA-CHECA-JAZZ-ELÁSTICO-LVÚUna propicia semana de primavera ha acompañado estas sesiones de buen jazz, que se abren como una flor, irradiando belleza y una suerte de mística embelesadora. El quinteto interpretó todo el álbum casi de principio a fin, iniciando la actuación con “La 7ª esfera”, transportándonos a un intrigante lugar donde el jazz y unas texturas más propias de la Ciencia Ficción se dan armoniosamente la mano. El groove de “Elastic”, la pieza que da nombre al disco, nos hizo acompasar el pie por debajo de las mesas y algunas manos del respetable chasqueaban sus dedos, siguiendo el swing de la melodía. Cuando Perico finalizaba alguno de sus desarrollos con el saxo, bien se iba a un lado del escenario para escuchar atentamente los lances de los demás, o se quedaba en su sitio, en cuclillas, casi en posición orante o reflexiva, porque aquello no era un mero “espectáculo” como se quiere (mal) entender la música muchas veces, sino un ritual donde unos se retroalimentan del otro, tejiendo invisibles vibraciones en el recinto y en nuestro interior, con el fin último y superior de consagrar este noble arte cósmico. Precisamente, como un llamado del más allá, “Ouija” influyó sobre nosotros como una hipnosis, cautivando nuestro sentidos. Alternando saxofón soprano y alto, Perico entonces dedicó un tema a las parejas, sobre todo a las de los músicos, quienes se pueden llegar a quejar de ellos porque sus compañeros viven obnubilados por la música veinticuatro horas al día, descuidando otras labores más terrenales y propias del hogar. Estaba hablando, por supuesto, de “No te aguanto más”, una de las melodías más gráciles y llevadoras del álbum. Para quien hubiese escuchado el disco se llevaría una grata sorpresa al comprobar cómo las piezas en directo se magnificaban porque cada uno de los intérpretes se encarga de desenvolver los temas de una manera más larga y compleja. Así es el jazz, flexible, ¡elástico!

En el descanso me topé a los músicos de frente porque justo estaba sentado por donde salían del escenario. Saludaron a los conocidos que habían ido a escucharles, se tomaron una caña tranquilamente, e incluso Mariano Díaz se acercó a decirnos amablemente que era un placer tocar para nosotros, sin que él supiera que yo venía de prensa, muestra inequívoca de la sencillez y humildad de estos grandes músicos.

Al retomar el concierto, una mágica ola nos envolvió de golpe, era el inicio de “Nereida”, precioso tema en donde el señor Marc Miralta demostró por qué es uno de los baterías más requeridos en el país. Antes de ejecutar “Android”, Perico nos explicó que la pieza, evidentemente, no se titulaba así por el sistema operativo de móviles tan famoso hoy, como así se lo interrogaban algunos periodistas. Sambeat se refiere, más bien, a esos mecanismos robóticos con forma humana, clara señal de que al valenciano le rondaron temáticas futuristas al componer este trabajo. Por tanto, no es casual el tratamiento que le dio a esta pieza en donde, además de recrear atmósferas espaciales con los teclados, Perico experimenta con pedales que desarticulan su saxofón, consiguiendo así un sonido inorgánico que empata a la perfección con los elementos que busca recrear. Otro corte experimental, incluso diría yo lisérgico, emanó con “Conato de mantener intacta y central una reserva incalculable de luz”, breve pieza que ronda en los límites entre el jazz y el ambient. Sin pausa vino “Dilema”, una de las composiciones que este cronista no se puede sacar de la cabeza, precisamente por ese tamiz dual tan bien logrado que hace mover la música hacia un lado y otro, como quien le da vueltas y vueltas a un problema que no nos deja vivir. Aunque había una buena concurrencia en el Central, sigo pensando (y al meditarlo me da rabia) que en un mundo más justo la publicación de este álbum hubiese sido todo un acontecimiento. ¡Hay mucho trabajo por hacer todavía! Ya como bis, el quinteto concluyó con “Bugalú”, noveno y último tema del disco, que gustó por su sentido del ritmo y su carismática melodía. El cálido aplauso del público, que pedía más, despidió a estos cinco entrañables músicos, ¡puentes entre la tierra y la divinidad!

Perico, se te aprecia en lo madriles.

PERICO-SAMBEAT-ESTRELLA-CHECA-JAZZ-ELÁSTICO-LVÚ-CAFÉ-CENTRAL


Fotos: Estrella Checa.

Para ver más fotos del concierto y con mejor calidad:

http://www.flickr.com/photos/estrellacheca/sets/72157633303506752/

Artículo publicado originalmente en Fac magazine.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio