Xoel López. A mitad de camino entre América y España

El Atlántico como elemento unificador.

El músico coruñés vuelve a grabar un disco en estudio, “Atlántico” (Esmerarte, 2012), después de cuatro años de no hacerlo y de haber reclutado en 2010 a una veintena de músicos para su proyecto Xoel López y La Caravana Americana, una gira que unía lazos entre el continente americano y España, un claro indicio del giro que daría el otrora Deluxe (también integrante de Lovely Luna y ex de Elephant Band) en su álbum más personal hasta la fecha. Un buen día decidió romper con su seudónimo y el 28 de enero del 2009 se fue a Buenos Aires, Argentina, para recorrer las Américas. Han pasado ya tres años y algunos meses pero Xoel López afirma que a pesar de todo sigue teniendo acento gallego. La Vida Útil tuvo una conversación afable y concisa con él.

¿Qué diferencia marcas en “Atlántico” como Xoel López a diferencia de tu último proyecto con la Caravana Americana, o con Deluxe o Lovely Luna?
Cada proyecto, al margen de los nombres, corresponde a una etapa de mi vida y refleja cosas diferentes. En mi caso he estado viajando, moviéndome, en continua evolución, y creo que exhibo, de alguna manera, un trabajo con un claro aire más folklórico. Las letras son un estado de reflexión donde describo un viaje exterior y otro interior, los sentimientos que provoca alejarte de tu casa, descubrir mundos nuevos… hay también una parte física y musical, las percusiones y los ritmos sobre todo. Con respecto a la Caravana, aquello era un proyecto coral con un montón de gente. Yo fui el cabecilla, el ideólogo, pero realmente es un proyecto conjunto, la diferencia es notable porque ahí cada uno contribuía de una manera. En esencia Deluxe es lo mismo que ahora, pero antes en la estética elegida a la hora de producir se determinaba más un sonido pop/rock y en este disco eso queda en un segundo plano o en un tercero incluso.
 …
Xoel, ¿por qué te ha tomado tanto tiempo firmar un disco bajo tu nombre?
Me costó bastante quitar el nombre. El problema era que parecía que cada vez funcionaba mejor y no encontraba el mejor momento para hacer el cambio. Ahora lo hice pensando solamente en el hecho de querer hacerlo, no sé si es lo más inteligente o no pero era lo que yo sentía y punto. Aproveché la parada que tuve, ese espacio de tres años y pico, para cambiarlo, era algo que quería hacer desde hace tiempo.
  …
¿Algún fan tuyo o alguien cercano a tu entorno te ha recriminado haber enterrado a Deluxe o todos lo han aceptado tanto como tú?
Hubo gente que conozco que me dijo: “Hostia, ¿no es un poco arriesgado dejar ahora ese nombre, en el mejor momento?”. El cambio de nombre era, de hecho, una crónica de una muerte anunciada, era algo que mucha gente esperaba ya. También siento que después de haber estado viajando con la guitarra y tocando en sitios yo solo, no tenía sentido seguir con Deluxe. Creo que Xoel López es cada vez más Xoel López, la diferencia entre personaje y persona está cada vez más alejada, si es que existe alguna diferencia.
  …
¿Qué te gusta del día a día en Buenos Aires? ¿Qué extrañas de España?
De España extraño mucho la comida (risas), a mi familia, a los amigos de toda la vida. Es normal que cuando uno viaja descubre nuevos mundos impresionantes, pero también siempre vas de la mando del recuerdo y de la morriña. En toda América descubrí mucha música pero sobre todo un montón de gente maravillosa y especial, desde Norteamérica hasta el sur, que parece como si se obviara que estuve en Nueva York y San Francisco también y creo que es importante hablar de las Américas y no sólo de Latinoamérica.
  …
En “Atlántico” cantas sobre algunos lugares concretos: Buenos Aires, Nueva York, San Francisco, pero también hablas de montañas y mares. Por lo que se intuye en el disco y por lo me cuentas has viajado mucho, ¿todo ese conocimiento y esas experiencias cómo las ha absorbido tu música?
Cuando has visto las cataratas del Iguazú o has cruzado los Andes en avión y has visto las montañas rojas al atardecer, las metáforas y los recursos visuales cambian cuando haces una canción. La idea de catarata una vez que has estado en Iguazú, por ejemplo, no vuelve a ser la misma nunca más, ya es otra cosa, es algo brutal. En la música esas imágenes se convierten en nuevas metáforas para hablar de tu vida. Me parece maravilloso haber visto todas esas cosas tan bonitas y haberlas incorporado en mis letras, yo creo que eso ya es para siempre.
  …
En algunas canciones de “Atlántico” se sigue notando la influencia anglosajona de costumbre y en otras es clara la influencia americana que has recibido recientemente, pero, ¿qué hay de la parte gallega de Xoel, dónde se manifiesta en este disco?
Está sutilmente en muchos lugares. También está en algunas cosas de mi proyecto con Félix Arias, Lovely Luna. En “Atlántico” está, primero, en la forma de entender la música. Este disco está hecho desde el punto de vista de un gallego y no lo podría haber hecho un neoyorquino, por ejemplo. Es verdad que no es explícitamente música gallega, pero la visión del gallego, esa visión internacional que tenemos como buenos emigrantes que hemos sido históricamente, creo que sí se refleja.
  …
Quizá se perciba en esa morriña que mencionas y en esa nostalgia de la que hablas en algunas de tus canciones.
Exactamente, no es sólo una cosa estética, aunque sí que hay unas conchas grabadas en la canción «Por el viejo barrio (Plegaria)» que son típicamente gallegas y que no he visto en otro lugar. Pero más allá de esa cosa puntual hay una esencia, una forma de hacer las cosas, de ser, de echar de menos, propias de Galicia y que están más allá de si metes una gaita o no.
  …
Ahora que es 2012 y que está de nuevo de moda el Fin del Mundo, ¿tu canción «Tierra», con esos versos tan bonitos y sentidos que has escrito, es algo así como una dulce melodía para el final de los tiempos?
También podría ser, quizá, para el comienzo de unos nuevos tiempos.
  …
El tema que cierra el álbum, «El asaltante de estaciones», la escribiste junto a Lola García Garrido. ¿Qué relación tienes con ella, cómo se acercó a tu disco?
Ella es mi pareja y la canción la hicimos juntos. Ella la hizo al principio y yo la terminé con partes nuevas, finalmente hicimos esta especie de mini opereta. También hizo las fotografías del disco.
  …
Has interactuado con músicos americanos, ¿encuentras algo único y particular en ellos, en su manera de tocar y de componer, o ya estamos todos muy globalizados?
Yo sí encuentro particularidades. Es verdad que de tantos años fuera ya no sé decirte. Al principio las podía clasificar fácilmente pero ahora ya estoy acostumbrado a tocar con gente de América y ya no sé muy bien qué me llama la atención. Supongo que su gran naturalidad y que siempre sentí que en América la música está muy a pie de calle.
  …
El disco termina con sonidos como de una ciudad, quizá sea Buenos Aires, no lo sé, ¿por qué decidiste concluir el disco de esta manera?, ¿tiene algún significado en particular?
Por un lado de los auriculares suena la parte donde yo vivo en Buenos Aires y por el otro suena mi casa de Coruña. Es la idea del disco entero, las dos orillas, el Atlántico como elemento unificador, no diferenciados. Es algo metafórico, cuando estoy aquí pienso también en la vida de allá.
  …
¿El de la portada eres tú?
Sí, soy yo (risas). Llevo una máscara de un diablo de Yaré de Venezuela. Estaba en la casa de mis padres, no es ni siquiera una máscara que haya comprado en mi viaje, pero de alguna manera me parecía que tenía que formar parte del disco. Es como Xoel desnudo con la careta americana. Con esos colores creo que refleja muy bien el disco: colorista, rítmico, cachondo, atrevido, un poco loco por momentos y al mismo tiempo reposado.
  …
Por último, Xoel, ¿eres un hombre de ninguna parte?
Soy un hombre de muchos lugares, pero ante todo soy un gallego. Más eres cuanto más conoces. Aunque después de estar diez años en Madrid, tres en las Américas, ya soy un poco eso también.

Artículo publicado originalmente en Fac magazine.


¿Te ha gustado lo que has leído? Haz una contribución a través de PayPal entre los 0.10 € y los 18 € (o su conversión a cualquier tipo de divisa) para que La Vida Útil pueda resistir y crecer:

Botón donar Paypal

Sin comentarios... aún

Deja un comentario

*

*

336x280ad

Relacionado con

Suscríbete al boletín de LVÚ

Cada mes tendrás en tu correo electrónico un boletín con el resumen de lo más destacado de La Vida Útil. Si luego te arrepientes, darte de baja es muy fácil.
* = campo obligatorio